fbpx

4 consejos para el hogar que debes aplicar

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Hay quien peca de optimismo y pone  la base del matrimonio en: “quiero que mi pareja  me haga feliz  y si algo no me gusta de ella, ya cambiará”. Por ello sería conveniente aplicar estos 4 consejos para el hogar…

Con este optimismo pueden pasar años. Engañados por la emoción del amor, sin pensar que la emoción es puro fogeo  y que el amor hay que cultivarlo para que crezca y se haga fuerte y sea  para siempre.  

El tiempo por sí  solo no cambia nada, sólo enquista y envejece, no madura cuando  el yo lo domina todo, cuando solo se busca la propia felicidad y la sumisión del otro a  ese fin.

Siempre llegan dificultades, a nadie le sale todo como lo había imaginado. Puede llegar la enfermedad, el paro, un hijo con problemas, y tantas otras cosas, pero los escalones son para subirlos, no para tropezarse con ellos. Hay que aprender a subir y si se cae, aprender  a levantarse y volver a empezar.

En el matrimonio el otro debe ser el  apoyo pero sin confundirlo con un paño de lágrimas. Ejercitar la fortaleza en la medida de lo posible para hacer del hogar un lugar de sonrisas y no de quejas es algo a tener en cuenta.

Consejos para el hogar:

Pedir perdón. Perdonar y olvidar

En cualquier relación  hay roces y a veces heridas producidas muchas veces  por la lengua que es un arma peligrosa y destructiva.

Cuántas situaciones tensas se resuelven callando. Y después aprender a pedir perdón. Y aprender a perdonar y olvidar.

Si la base del matrimonio es el amor y la confianza, ambos deben salvaguardarse con la delicadeza  que es esencial en la convivencia.

Sentar las bases en una relación matrimonial requiere ante todo conocerse y aceptarse.

Crecer juntos desde la diferencia

El matrimonio se  da entre  dos personas distintas con sus  defectos y sus  virtudes, aspectos positivos y aspectos negativos, cosas que  gustan y cosas que no gustan. 

Hay que poner todas las cartas sobre la mesa, jugar limpio. Después vendrá ese ejercicio de la libertad de aceptar o no a la otra persona como es con la voluntad en ejercicio  de quererla para siempre. Crecer juntos desde la diferencia. Ayuda mutua, lo contrario a “que me quiera, que me ayude, que me sirva”, que es egoísmo puro y duro. Nada que ver con el amor.

Renunciar al propio yo

Desde una personalidad madura.  Se trata de ceder cuando se ve oportuno por el bien de los dos, aunque se sigan teniendo claros los criterios. 

Convencer si es posible. Vencer sin convencer no sirve, es pura tozudería que hace más daño del que pretende.

Paciencia por parte del que tiene razón. 

Amar comporta sufrimiento

Porque en toda vida  que se desarrolla hay crisis de crecimiento. 

Los conflictos son posibilidades de un mayor conocimiento mutuo y de ejercer cada uno valores que quizá seguían ignorados.

Amar es una llamada a la entrega y de ahí viene la felicidad : de ver feliz a quien amas y al sumergirte en su felicidad encuentras la tuya.

Recuerda ver el video acá 👉🏼¿Cómo aprender a amar? I Web Familia – YouTube

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Recibe este contenido en tu correo electrónico!

Descubre más

Videos

Cómo agradecer lo que se tiene

Hablar sobre Memé es hablar sobre agradecer, sobre coraje, de ímpetu, de ganas de vivir, de trabajar de ser útil y de no rendirse ante una enfermedad que a otros dejaría prostrados de autocompasión.

Por-Que-Rompen-Los-Matrimonios
Matrimonios

¿Por qué rompen los matrimonios?

¿Los matrimonios son como los cuentos de hadas? En los cuentos antiguos el príncipe encontraba la princesa encantada dormida y la despertaba con un beso. Luego se casaban y eran felices para siempre jamás. El final era tan redondo que no tenía escape, cómo imaginar que después vendrían los problemas, que no, que no, que eso era el final feliz…

San José

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.
Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre. Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal.
Amén.
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia.    Más información
Privacidad