fbpx

¿Qué sucede con la Familia Política?

Familia-Politica-WebFamilia

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram
Parece que ya el solo hecho de llamarla “familia política” representa un cierto alejamiento y sin embargo muchas parejas están encantados con tenerla cerca.

El casado, casa quiere decían nuestros ancestros y es la realidad. Toda pareja necesita de un  nido para ellos y para los hijos que vengan.

La pandemia nos ha enseñado lo dura que es la soledad.  A nadie le ha pasado por alto que la gente que vive sola necesita ayuda.

En una casa de pisos los vecinos se repartieron los encargos para una señora mayor sin familia allegada y cuya familia política se había desentendido de ella desde hacía años y vivían lejos.

La solidaridad a veces es más fácil vivirla con quien podamos romper los lazos con mayor facilidad. Es fácil salir al balcón a cantar nuestro agradecimiento a los sanitarios, pero es más difícil comprometerse a bajar la basura de una persona sola, mayor y sin ascensor en su casa.

O visitar a una mujer todas las semanas un ratito para hacerle saber con hechos que su familia política o natural  no está con ella, pero la amistad también establece cercanía. 

Claro que con esta forma de actuar no se nace. Es un ejercicio que se aprende del ejemplo de los padres y demás familia.

Los niños primero ven, después miran y juzgan.

Los padres piensan que no tienen espectadores…¡Pobres ingenuos!

La relación entre ellos, en su casa pequeña o grande, pero hogar, marca el comportamiento de sus hijos tanto como la del suyo propio. 

Más allá está la sociabilidad que se aprende en la relación de los padres con sus propios padres o con sus suegros, hermanos, primos y demás parientes, es decir con la familia política y natural.

Quizá actualmente con la tendencia al hijo único,  las familias son menos extensas y sus elementos más egoístas. Simplemente por comodidad y costumbre. O por no tener que compartir con más hermanos.

En una familia de padres e hijo fácilmente cada uno puede hacer lo que quiere, hay poco para pactar y a pesar de todo no suele ser fácil hacerlo. 

Puede pasar que por parte de los niños, que ir a visitar a unos u otros abuelos se les haga más  cuesta arriba  según si unos dan regalo y otros no. 

Resulta muy duro a la larga no educar en el cariño. El materialismo convierte el corazón en piedra. Pobres padres si no han enseñado a sus hijos el valor de la entrega de sus abuelos desde  antes de que ellos nacieran.

Enseñarles que el amor que les tienen sus abuelos y el que ellos les pueden dar está por encima de todo. Serán ricos del amor que dan.

Las relaciones familiares, especialmente con la familia política, enriquecen cara a las capacidades de aceptación y diálogo. 

Suelen estar formadas por personas de pensamiento diferente en cualquier tema, especialmente político cultural y religioso. Eso es tremendamente enriquecedor. Aprender a respetar las diferencias y a dialogar o callar  si se ve necesario, es parte de la formación integral del ciudadano.

Tener puntos de vista ya es positivo de por sí, nada es peor que bailar al son que tocan, seguir las modas “que hay que seguir” quieras o no porque lo dicen las  redes. La familia debe tener criterios elegidos y mantenerlos en casa y hacer que se respeten.

Fuera de ella se impone el respeto, el saber escuchar e intentar comprender los distintos posicionamientos, no para copiarlos necesariamente sino para convivir en positivo. 

Buscar la paz en sí mismo y trasmitirla primero a la propia familia y de ahí ¡al mundo! 

Recuerda ver el video 👉🏼 Web Familia – YouTube

Descarga nuestro nuevo recuerso con tips para aprender a estar enamorado Enamorados – WebFamilia

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Recibe este contenido en tu correo electrónico!

Descubre más

Videos

Cómo agradecer lo que se tiene

Hablar sobre Memé es hablar sobre agradecer, sobre coraje, de ímpetu, de ganas de vivir, de trabajar de ser útil y de no rendirse ante una enfermedad que a otros dejaría prostrados de autocompasión.

San José

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.
Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre. Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal.
Amén.
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia.    Más información
Privacidad