fbpx

Cómo redescubrir el sentido de esta época del año: Navidad

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Durante los últimos meses, y especialmente en el tiempo más fuerte de pandemia, hemos constatado cómo unos y otros hemos buscado apoyo, ayuda y refugio en las familias, poniendo de manifiesto el gran valor de la familia, en “las duras y en las maduras”. Todos queremos una familia en la que apoyarnos, pero ¿quién apoya y ayuda a la familia? Web Familia surge con esta voluntad de ser un
apoyo para las familias en base a una antropología adecuada: no de la familia “ideal” sino de las familias imperfectas (bellamente imperfectas) de hoy.

Ahora se acerca la Navidad, el momento más familiar del año, y Web familia quiere aportar su granito de arena para que este sea verdaderamente un momento en el que cada familia, y cada uno de nosotros, pueda fortalecer sus vínculos familiares: todos salimos ganando. Probablemente re-descubramos algo que sabemos pero que cada día olvidamos. Parafraseando a Victor Kuppers: “Lo más importante en la vida es que lo más importante sea lo más importante”.


Os invitamos a ver, difundir y reflexionar con el vídeo grabado por estos 6 chicos y 6 chicas sobre la próxima navidad.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Recibe este contenido en tu correo electrónico!

Descubre más

agradecer-webfamilia
Hijos

Agradecer, agradecer, agradecer…

Cuando me preguntan si mi taza está medio llena o medio vacía, mi única respuesta es que estoy agradecido de tener una taza. -Sam Lefkowitz-

Crecimiento personal

La cena más cara de la historia. ¿Eso es amor?

Cuenta Plinio que Cleopatra ofreció a Marco Antonio y a sus oficiales una cena donde se sirvieron los más refinados y exóticos  manjares, todo ello en bandejas de oro, cubiertos de oro, copas de oro, divanes de oro  y le apostó a Marco Antonio que le ofrecía el más caro festín que nunca hubiera habido, pues costaría diez millones de sestercios.  

San José

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.
Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre. Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal.
Amén.
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia.    Más información
Privacidad