fbpx

Los hijos son un regalo

Los hijos

Comparte este artículo

Los hijos son un regalo, no son un derecho que se nos da por el simple hecho de ser esposos, son un don, es decir, el regalo perfecto que Dios ha permitido para el crecimiento de la familia, aunque no son el final de un proceso, sino que está presente desde el inicio del amor.

¿Por qué los hijos son un regalo y no un derecho?

Los hijos al nacer reclaman ese amor, y no de cualquier forma, ya que los hijos no son un derecho sino un don; son el fruto del acto específico del amor conyugal de sus padres. Porque según la orden de la creación, el amor conyugal entre un hombre y una mujer y la transmisión de la vida están ordenados recíprocamente.

De esta manera, Dios hizo al hombre y a la mujer partícipes de la obra de su creación y, al mismo tiempo, los hizo instrumentos de su amor, confiando a su responsabilidad el futuro de la humanidad, a través de la transmisión de la vida humana.

Suscríbete a nuestra Newsletter

¡Recibe este contenido en tu correo electrónico!

Descubre más

Videos

4 consejos para el hogar que debes aplicar

¡4 Consejos para el hogar! Hay quien peca de optimismo y pone la base del matrimonio en: “quiero que mi pareja me haga feliz y si algo no me gusta de ella, ya cambiará”. Por ello sería conveniente aplicar estos 4 pilares para el hogar..

Problema-De-Los-Matrimonios-sin-Problemas
Formacion

Los problemas de los matrimonios sin problemas (Sesión 2)

¡Matrimonios sin problemas! En esta segunda sesión vamos a hablar de las crisis vitales. Esas circunstancias de la vida que se nos presentan en todas las parejas que dividiríamos en 5 etapas, las más comunes que pasan los matrimonios.

San José

Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre.
Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal. Amén.
Salve, custodio del Redentor y esposo de la Virgen María.A ti Dios confió a su Hijo, en ti María depositó su confianza, contigo Cristo se forjó como hombre. Oh, bienaventurado José, muéstrate padre también a nosotros y guíanos en el camino de la vida.Concédenos gracia, misericordia y valentía, y defiéndenos de todo mal.
Amén.
Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia.    Más información
Privacidad